Recomendaciones

Si has pensado en viajar a Canadá, una de las primeras cosas que tienes que hacer es realizar una solicitud ESTA(Electronic System of Travel Authorization), la confirmación no suele tardar más de 24 horas y su precio es de 7 dólares canadienses. Esta autorización tiene una duración de dos años para visitar el país como turista.

Canadá es un país que ofrece actividades para el/la visitante en todas las estaciones, pero si vas en los meses de frío, no pueden faltar unas buenas botas de nieve y un abrigo que aguante bien las bajas temperaturas. Dentro de los lugares de ocio, hogares, buses, etc. siempre hay una sensación agradable, ¡pero las mínimas en la calle pueden llegar hasta los -40ºC!

Los aparatos eléctricos pueden suponer un problema, la corriente eléctrica en Canadá es de 110 voltios, por lo que los secadores o planchas corren el riesgo de estropearse o de no funcionar, a no ser que usemos un transformador. Los teléfonos y portátiles se pueden cargar perfectamente, sólo tendremos que tener en cuenta que necesitaremos un adaptador para el enchufe, ya que en este país las clavijas son planas, no redondas como las nuestras.

Si vamos a usar nuestra tarjeta de móvil, esto puede salir muy caro en llamadas, mensajes o uso de datos. Quizás puede ser recomendable comprar allí una tarjeta. Una cosa muy positiva es que hay redes WIFI públicas disponibles en muchos lugares, por lo que en mi caso, no necesité una tarjeta local.

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta es que, además de las típicas restricciones a las que estamos acostumbrados en cuanto al equipaje a la hora de realizar un viaje en avión, hay ciertos productos que no se pueden llevar a este país norteamericano, ni siquiera en el equipaje facturado, por tanto es importante revisar ben las posibles restricciones vigentes en el momento de hacer la maleta. Durante el vuelo tendremos que cubrir un cuestionario en el que declarar lo que llevamos. ¿Quién se imaginaría tener que declarar que llevaba queso en la maleta que iba en la bodega?

Otro aspecto importante es la contratación de un seguro de viaje. La atención hospitalaria no es gratuita para los/as extranjeros/as y es mejor estar cubiertos/as en el caso de que ocurra algo durante nuestra estancia. En la experiencia PIALE este aspecto no supuso ningún problema, además de porque no lo necesité, porque la agencia organizadora se ocupó de este tema.

Algo importante a tener en cuenta es que en este país las propinas en restaurantes, cafeterías, etc. son obligatorias. Normalmente no van incluidas en el ticket, pero suele añadirse entre un 10% y un 15%  del total de la cuenta. También hay que estar atentos/as en los supermercados y tiendas, los precios que se muestran son sin tasas y estas son incluidas al pasar por caja, si no sabemos este pequeño detalle podemos llevarnos una sorpresa a la hora de pagar.

Además de todo esto, coma ante cualquier otra experiencia, hay que ir con una mente abierta y dispuesta a aprender cosas nuevas. Sin duda, hay aspectos diferentes en otros lugares (rutinas, horarios…) que no son ni mejores ni peores a lo que estamos acostumbrados. Es importante tener esto en cuenta y disfrutar de todo lo que ofrece un viaje coma este.

Página creada con Mozello - La forma más fácil de crear una web.

 .