Mi experiencia educativa

Poco antes da mi salida hacia Canadá, me comunicaron el centro que visitaría diariamente durante mi estancia (a cada profesor/a del programa se le asignó uno diferente en el que se imparten materias parecidas a las nuestras en Galicia). El mío fue el Ottawa Technical High School, en el número 440 de la céntrica Albert Street, que ahora se dedica principalmente a clases de ESL (inglés como segunda lengua) para adultos recién llegados al país o que ya llevan un tempo allí pero aún no tienen un dominio suficiente del idioma. Desde niveles de alfabetización (para personas que no tuvieron acceso a la enseñanza en su país de origen) hasta avanzado; el alumnado se distribuye en grupos según su competencia lingüística y es promocionado a los siguientes niveles según la mejoría que alcance en las diferentes destrezas (escucha, habla, lectura y escritura). La mayoría de las clases son de inglés general, pero también tienen horas dedicadas a la pronunciación, el inglés académico (pensado para aquellas personas interesadas en continuar sus estudios en Canadá) o la preparación del examen para obtener la ciudadanía canadiense. Además de recibir formación lingüística, en estas clases se aprende sobre la vida y cultura canadiense, salud, normas de la provincia de Ontario, etc. Estos programas son gratis, el alumnado sólo aporta 10 dólares canadienses en concepto de materiales al principio del curso.

Cuando terminan estas clases, non se obtiene ningún título, pero todo el alumnado muestra gran motivación, ya que necesitan el inglés para desenvolverse en el país y, además, reciben interesantes charlas y visitas muy a menudo, por ejemplo de centros educativos en los que pueden proseguir sus estudios u organizaciones que ayudan en la búsqueda de empleo, temas que también se tratan en el aula.

Las clases duran tres horas y todos/as asisten de lunes a viernes, en horario de mañana (09:00-12:00) o de tarde (12:30-15:30). El profesorado tiene media hora, de 12:00 a 12:30, para el lunch, siempre se juntan en la sala de profesores con sus táperes para compartir ese tiempo, son un equipo muy unido y armónico.

El centro está dotado de aulas con ordenador y proyector, aulas de informática, ascensores, cafetería, servicio de guardería gratuito para hijos/as de alumnos/as, gimnasio, biblioteca, sala de profesorado y de material. Un aspecto curioso de este centro es que es scent-free (libre de olores), se les recomienda a todas las personas que  acceden al edificio que se abstengan de utilizar lociones, perfumes, etc. ya que hay personas que pueden tener alergias a este tipo de productos. Las taquillas, que se encuentran distribuidas por todos los pasillos, cobran especial importancia en la época de frío y nieve, ya que lo primero que necesitamos hacer nada más llegar es dejar el abrigo, la bufanda, el gorro, los guantes… e incluso las botas o los pantalones de nieve; de esta manera podemos estar más cómodos/as durante la jornada.

Yo estuve principalmente en las clases de Donna, profesora que imparte clase diariamente a dos grupos. De 09:00 a 12:00 tiene clase de alfabetización, en la que hay diez estudiantes de diversas nacionalidades, la mayoría de ellos era la primera vez que asistían a un centro educativo en su vida. Hay una gran labor detrás de la formación de este grupo, no sólo en cuanto al inglés, sino en competencias básicas de manejo de herramientas en el aula, formularios diversos, ordenadores, etc.

La otra clase que imparte esta profesora es un grupo de grado 6+ (los niveles de Inglés como lengua extranjera están organizados por números, el 6 podría ser un equivalente a nuestro B2 del CEFRL). Este grupo es más numeroso, unos 23 alumnos y alumnas también de origen muy diverso asisten diariamente. Aquí se encuentran personas llegadas al país hace algo más de tiempo por lo general y algunas que acaban de llegar pero cuyo nivel de inglés es ya intermedio. Mucho de este alumnado tiene estudios superiores, pero no puede acceder a su profesión en Canadá debido a un problema de idioma, también hay algunos/as que desean seguir estudiando (formación profesional o una carrera universitaria) una vez mejoren su inglés.

Como parte del programa, me ofrecí a dar presentaciones de 10 minutos sobre mi centro en Galicia y sobre España en general, tanto en las clases de Donna como en las del resto de profesorado. Todos se apuntaron a que fuese a su aula porque les parecía una actividad muy interesante para el alumnado, como así resultó ser. Pude comprobar en primera persona los distintos niveles de inglés de cada clase, ya que tuve que adaptar mi presentación para que me pudiesen entender, y también la gran motivación que tienen para aprender cosas novas. Debido al interés y a las ganas de saber más, estas pequeñas presentaciones de 10 minutos acabaron convirtiéndose en sesiones enteras que acababan con la firme decisión del alumnado de visitar tierras gallegas algún día.

Durante mi estancia tuve acceso a los materiales utilizados en el aula. Por una parte tienen libros y cuadernos fotocopiables hechos por el departamento de Inmigración de la provincia de Ontario, organizados por niveles y también por temas a tratar (salud, convivencia, leyes, etc.), de esta manera a través del inglés como lengua extranjera se ayuda a los/as inmigrantes a adaptarse  e integrarse en el nuevo país en el que se encuentran y a hacer su nueva vida un poquito más fácil. Además, muchas profesoras hacen sus propios materiales, juegos de mesa para repasar, tarjetas para utilizar en actividades de expresión oral, etc. La expresión oral es la principal destreza que se practica en el aula, una actividad muy común que hacen varias veces a lo largo del año es la de hacer presentaciones sobre un tema determinado, el público son alumnos y alumnas de otras clases de similar nivel, que escuchan y evalúan a sus compañeros/as.

En mi opinión, es muy productivo que las clases de Inglés sean diarias, ya que esa práctica continua (además de la inmersión total de estar en un país de habla inglesa) hacen que se mejore más rápidamente. Aquí no hay problemas de motivación, todos ven el inglés como una herramienta imprescindible en sus vidas. Uno de los aspectos positivos de la gran variedad de orígenes del alumnado es que la mayoría no comparte primera lengua, por lo tanto se ven forzados a utilizar el inglés desde el momento en que entran en el aula para relacionarse entre ellos/as y, desde luego, para llevar a cabo todas las actividades.

En cuanto a la manera de dar clase, tengo que decir que no encontré grandes diferencias en relación a lo que suelo hacer yo en mis sesiones en mi instituto. La profesora hace muchas actividades colaborativas y utiliza la gamificación muy a menudo para enganchar al estudiantado durante las largas sesiones. Algo que sí se hace mucho en Canadá y no en Galicia son las presentaciones ante otras clases (como comenté anteriormente), es una idea que me parece muy interesante y que se podría importar. El centrarse en la parte oral de la lengua también es algo que a mi alumnado le cuesta más por lo general y, como observé en Ottawa, se puede fomentar a través del juego, por ejemplo. Otro aspecto positivo de las clases en este centro es que todo el alumnado tiene una competencia lingüística similar dentro del mismo grupo, ya que de lo contrario son cambiados/as a otros niveles.

Todo el profesorado del centro está muy implicado con el alumnado, tienen reuniones regulares con ellos para hablar de su progreso y de sus planes de futuro, de esta manera pueden ofrecerles el apoyo y los medios de los que disponen para ayudarlos/as a conseguir sus objetivos. Además, se tienen en cuenta los diversos orígenes de todas las personas del centro, siempre estableciendo diferencias y similitudes con el sistema canadiense e incluyendo aspectos culturales con los que el alumnado se pueda sentir identificado. También se tratan a menudo los problemas que suelen surgir del impacto que supone llegar a un nuevo país y, en muchos casos, estar lejos de sus familias. El apoyo psicológico es continuo, realizan talleres e tienen a su disposición diversos modos de contactar con profesionales en caso de que lo necesiten.

Página creada con Mozello - La forma más fácil de crear una web.

 .