Mi experiencia cultural

Durante mi estancia en Canadá, tuve la oportunidad de asistir a diversas actividades culturales, que sin duda contribuyeron en gran medida a conocer más el país y a tener una experiencia más completa. Algunas de ellas fueron organizadas por parte del programa en Canadá y otras fueron iniciativa propia, aprovechando los fines de semana y los momentos de tempo libre.

Ottawa es una ciudad con muchos y muy interesantes museos, recibimos un pase de tresdías para poder ir a tres museos, entre los que se encuentran el Museo deGuerra, la Galería Nacional o el Museo de Historia natural, también tuvimos el placer de asistir a una visita guiada por el Museo de Historia. Gracias a esto, pude descubrir la fauna y flora más característica del país, la implicación de Canadá en diversos conflictos internacionales, la historia de la creación del país o artistas relevantes; algo que sin duda incluiré en mis clases al tratar aspectos culturales de países de habla inglesa.

A nuestra llegada, se nos ofreció un tour por la ciudad de Ottawa; gracias a esto, descubrimos los edificios y sitios más importantes y la relevancia que tienen. En mi tempo libre pude realizar una visita guiada por el parlamento y la torre dela paz, en la que me explicaron con mucho detalle información sobre el edificio y su historia, así como datos sobre la política canadiense.

Incluida en nuestro programa estaba una visita a un “sugar shack”, lugar donde se elabora el famoso sirope de arce. Gracias a esta experiencia en la Sucrerie de la Montagne, pudimos conocer cómo se realiza este producto tan típico canadiense y tuvimos acceso a ver las distintas etapas de su elaboración (pena que sea en la primavera cuando se elabora y sólo pudimos acceder a las instalaciones). Esta jornada concluyó con una comida típica canadiense en la que probamos el mencionado manjar, todo acompañado por música tradicional.

Otras actividades organizadas fueron la asistencia a una obra de teatro, una actividad de escape room y otra de bolos (¡invento canadiense!) y, por último, una visita a la embajada española, en la que pudimos conocer al embajador y descubrir con él las experiencias de otros españoles en el país.

Por mi cuenta, en algunos casos con mi familia de acogida o con otros/as profesores/as del programa, tuve la oportunidad de visitar Kingston, un pequeño pueblo con grandes influencias británicas, de camino pasamos cerca del famoso río San Lorenzo, que sirve de frontera natural en algunas zonas entre Canadá y EE.UU. Otros lugares visitados incluyen Toronto, con imperdible visita a las cataratas del Niágara (ya que se encuentran a una distancia de unas dos horas), y Montreal. En ambas grandes ciudades pudimos observar el ambiente pre-navideño que se respiraba a finales de noviembre.

Al igual que en otros lugares del mundo, el 11 de noviembre tuvo lugar en Ottawa el Remembrance Day, fecha especial la de este año, ya que se conmemoraban los 100 años del fin de la Primera Guerra Mundial. A pesar del frío, miles de personas se congregaron en las calles para presenciar los diferentes actos, desfiles y conciertos que se produjeron ese día.

Para completar la experiencia, asistimos a un partido de hockey sobre hielo, deporte canadiense por excelencia. Pudimos observar lo animados que son los partidos y el apoyo de la afición con el que cuenta el equipo local, los Ottawa Senators. Go Sens, Go!

Página creada con Mozello - La forma más fácil de crear una web.

 .